Beneficios en la salud al tener higiene personal

La higiene personal no sólo es sinónimo de limpieza sino también de salud. La falta de higiene no pasa desapercibida. Un olor y una apariencia desagradables la delatan pero, además, una persona con mala higiene puede transmitir gérmenes a los que le rodean.

  1. Lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño. Parece obvio pero a veces, con las prisas o por pereza no lo hacemos y esto supone un error. Un correcto lavado de manos con jabón puede prevenir enfermedades.
  2. Limpiar e hidratar su piel, también es un efecto protector y agradecido para su cuerpo. Es recomendable que la ducha se haga de forma diaria.
  3. Lavarse los dientes es otra de los pasos fundamentales en la higiene personal. Una boca mal cuidada acarrea muchos problemas como el mal aliento, pérdida de dientes, aparición de caries o enfermedades como la periodontitis. Es aconsejable cepillarse los dientes después de cada comida.
  4. Los pies también necesitan un cuidado especial en nuestra higiene personal, especialmente para los diabéticos, porque pueden prevenir la aparición de úlceras en los pies.
  5. El cabello debe lavarse dos o tres veces en semana. También debe lavarse a diario en el caso de personas con el cuero cabelludo graso, o de aquellas que practican mucho deporte o sudan en exceso.

Estos son solo algunos consejos de cómo tener una buena higiene personal que le ayudarán en su vida cotidiana a mantener su salud y evitar el contagio de enfermedades a las personas que lo rodean.