¿CÓMO CONSTRUYES TU MARCA?

A través de los años, las empresas han demostrado que en muchas ocasiones, su crecimiento depende fuertemente de cómo cuidan su atención hacia los clientes.

En varias ocasiones, he encontrado empresas pequeñas donde parece que este rubro no es primordial, anteponen la tecnología, innovación y otros aspectos como punta de la lanza para hacer negocios. Esto para nada es malo, pero lo fundamental deber ser tener un esquema de negocio en donde la atención al Cliente sea excelsa y que este haga indispensable la presencia de su proveedor en todo momento.

Por lo cual el dejar al aire la estrategia de atención al Cliente se vuelve muy riesgosa.

Aquí enlisto 10 puntos básicos del Servicio a Cliente y que sirve para analizar como están nuestros planes de atención:

  1. Escucha con atención lo que necesita tu Cliente: Es más importante escuchar que proponer.
  2. Dirige la conversación y apóyalo en todas las áreas, aún si no es la tuya: Ayúdalo, la cooperación e integración de otras actividades, así conocerás más de su negocio y podrás opinar en otros puntos.
  3. Administra sus necesidades y genera confianza para esto: Vuélvete en analista de sus pensamientos, y ayúdalo a manejar sus necesidades y como solucionarlas.
  4. Comparte información relevante para su marca: Entre más información de otros mercados, marcas, etc.
  5. Abre un buen canal de comunicación: Genera amplias conversaciones entre tus Clientes, habla sobre los alcances y entregables, y ojo, un mail no es suficiente para entablar una buena conversación.
  6. Ten alta capacidad de respuesta, resuelve problemas: Este tema es de suma importancia; la contingencia es muy común y debemos estar atentos a solucionar esto en todo momento.
  7. No prometas lo que no puede ser: Por quedar bien, a veces nos comprometemos con algo que no es posible; cuidado esto puede ser contraproducente y hacerte perder la confianza de tu Cliente.
  8. Seguimiento: Un tema vital para el área de servicio a Clientes; no olvides que a ti como a tu Cliente les importa mucho los proyectos y procesos. Por lo cual no dejes de perseguir los proyectos de tu Cliente y tus marcas.
  9. Fidelización de la marca que representas: El que te vuelvas embajador de la marca que representas es muy valioso para tu Cliente, y generaras confianza y tranquilidad.
  10. Preocúpate por él y su negocio: Pregunta, indaga, conoce sus procesos a fondo, ideas, necesidades, descubre que más puedes hacer por él y buscará nunca dejarte.

No olvides que una buena atención es una buena imagen de quien lo desarrolla.

Y ¿tu? ¿cómo construyes tu marca?

Roberto González B.

Artículo Publicado por  InformaBTL Magazine, Fortuna, Mundo Ejecutivo & Marketing News